Jueves 03 de Noviembre 2016

Raúl García ‘El Avión’: El rock más allá del escenario

Por: Jessica Brenda Alva Piedra

Un estilo de vida que va más allá del escenario. Más allá incluso de la música o del artista que actúa ante una multitud. Así define el rocanrol Raúl García Pereira, fotógrafo reconocido por registrar, desde hace 20 años, la escena musical ‘subte’ en Lima.

Asiduo asistente a conciertos en lugares pequeños, donde la intimidad hace que se desvanezca la distancia entre el músico y su público, ‘El Avión’ nos habla un poco de su oficio, de la necesidad de que cada fotógrafo encuentre una mirada particular y de lo importante que es vincularse emocionalmente con el tema que se fotografía para lograr imágenes sinceras y potentes, que logren conectar con el espectador.

“El rocanrol no se limita a lo que hace el músico sobre el escenario: es todo el ambiente que se vive alrededor: la juerga, el pogo, las parejas besándose en un rincón, los músicos que se mezclan entre el público, el espacio oscuro y caluroso, la suciedad, la atmósfera, la euforia, todo eso es rocanrol”, comenta García, que este diciembre dictará en el Centro de la Imagen un Taller de Fotografía de Rock.

A cinco años de la publicación de su libro ‘Un Lugar’ –testimonio visual de la movida musical underground limeña desde mediados de los años 90–, ‘El Avión’ busca compartir con los participantes del taller la experiencia adquirida a lo largo de sus años de trabajo, mientras que, a su vez, los ayuda a definir un estilo personal que los distinga de los demás fotógrafos del medio.

 Raúl García Pereira. El Huaralino, 2004.

Foto: Raúl García Pereira. El Huaralino, 2004.

Una Mirada Propia

Según García –actual editor fotográfico de la revista musical Descabellado–, es importante que el fotógrafo aprenda a sacar por un segundo los ojos del escenario y se deje llevar por todo lo que sucede alrededor de él: que viva la experiencia y, además de captar fotos técnicamente correctas, registre con su cámara los detalles y emociones que hicieron a esa noche distinta de las demás.

“Creo en el instante decisivo. En ese momento de emoción donde tu encuadre ya tiene la armonía y la tensión que requiere y hay un impulso emotivo que te hace disparar. La forma de conseguir fotos emotivas es emocionándote tú con lo que haces, con el tema que estás fotografiando: que te dé pena, rabia o felicidad”, asegura.

 

Foto: Raúl García Pereira. Iggy Pop en Lima. 2016.

 

Para ‘El Avión’, fotografiar la movida musical alternativa en Lima es tanto un placer como una responsabilidad. No va a un concierto si no tiene una cámara consigo; sigue frecuentando los bares y antros de Lima, donde siempre hay espacio para la sorpresa y donde encuentra esa atmósfera que tanto le atrae registrar.

“Me gusta mucho tomar fotos. Ponme en un concierto, combino esas dos cosas y soy feliz. Pero hay que disfrutar fotografiar para hacer buenas fotos. Y hay que emocionarse para transmitir emociones. Hay que involucrarse”.

Añadir nuevo comentario