Holograma del proyecto “Sublime Effroi”, expuesto en Suiza.

Holograma del proyecto “Sublime Effroi”, expuesto en Suiza.

Viernes 20 de Diciembre 2019

Residencia SMart: “La realidad te absorbe y transforma tu mirada”

Por: Oman Morí

Desde el 2014, a través de un convenio entre el Centro de la Imagen y La Fundación para el Desarrollo Sostenible en las regiones montañosas, un fotógrafo peruano es escogido para participar en la residencia SMart (Soustainable Mountain Art) en Suiza. La organización promueve el desarrollo de proyectos fotográficos y artísticos que concienticen a las autoridades y al público acerca de los retos actuales que enfrentan las regiones montañosas. Es por ello, que el artista seleccionado deberá permanecer alrededor de tres meses en alguna región suiza, realizando un proyecto que gire alrededor de cuatro ejes: el manejo del agua, la migración, la seguridad alimentaria, y la biodiversidad. El trabajo se exhibirá como parte de las campañas de sensibilización, y con el objetivo de enfrentar a los residentes, y a los encargados de tomar decisiones políticas con los problemas latentes en estas regiones. La sexta convocatoria para la residencia artística se encuentra actualmente abierta hasta el 16 de febrero y busca seleccionar a un artista visual peruano que tenga un portafolio que cumpla con estos lineamientos.

 

Territorio y memoria

En el 2019, la fotógrafa piurana Liz Tasa, egresada del Máster de Fotografía Documental en el Centro de la Imagen,  fue escogida como la representante peruana en la residencia SMart. Ella permaneció durante tres meses en la ciudad de Sierre en Suiza y regresó hace algunas semanas a Lima, conversamos acerca de su experiencia y por qué es una gran oportunidad para cualquier fotógrafo. “La residencia me ayudó bastante a descubrir mis intereses y las posibilidades que tengo. Tienes la oportunidad y los fondos para dedicarte completamente a un proyecto nuevo, eso te enseña bastante”, explica Liz, quién también es consciente de como el territorio afectó su proceso creativo. “Yo vengo de la costa y nunca había pasado tanto tiempo en una región montañosa, existe una sensación de vulnerabilidad al vivir ahí, algo totalmente distinto a lo habitual”.

 


Exposición de “Sublime Effroi”, de Liz Tasa

 

Durante su estadía ella gestó el proyecto “Sublime Effroi” (Sublime miedo) que constituye un viaje poético acerca de como la percepción del miedo hacia las montañas y animales depredadores ha ido cambiando. Ella basó su trabajo, por ejemplo, en la leyenda de Les Diablerets, una región montañosa en donde en la antigüedad los pobladores creían que demonios que habitaban ahí ocasionaban los desastres naturales que asolaban la zona. Esta percepción de la naturaleza, como ente que influye respeto, y solemnidad, cambió cuando la modernidad sometió estos espacios, convirtiéndolos en espacios turísticos, y en donde los animales originarios habían sido diezmados. “Permanecer ahí me hizo entender lo que era Suiza y en lo que se ha convertido. Antes de viajar empecé a leer bastante sobre la mitología local y su historia, y una vez ahí me di cuenta que hay una gran diferencia entre como solían percibirse las montañas, con mucho respeto y miedo, y como es ahora, donde todo está controlado”, relata la fotógrafa.

 

artista_visual.jpg
Exposición de “Sublime Effroi”, de Liz Tasa

 

Para enfocarse totalmente en el trabajo artístico, la fundación ecologista cubre los gastos diarios del invitado, sus pasajes, así como los materiales para lograr el proyecto dependiendo de lo que este requiera. Además, “desde el inicio te empiezan a asesorar, te llevan a espacios para que conozcas el lugar y a partir del mes y medio me asignaron una curadora que estuvo guiándome en el proceso de selección y edición de imágenes, y su posterior montaje”, explica Tasa. Respecto al montaje, ella tuvo el espacio y el tiempo para lograr una instalación basada en la técnica de los hologramas, algo que nunca antes había hecho. “Descubrí que había dos grandes miedos, hacia la naturaleza y hacia los animales salvajes, entonces mi proyecto consta de dos partes: Las fotografías y la instalación. Para esto último descubrí una técnica casera para hacer hologramas, en donde coloqué a los animales que habían sido exterminados en el siglo XIX”, explica la artista sobre su instalación, que se logró mediante la adaptación de una peluquería en una galería artística. Por otro lado, sus fotografías, que formaron parte también de la exposición, son el resultado de explorar espacios en donde habían ocurrido desastres naturales, y a manera de metáfora entre la mitología y la realidad, retratan este temor del ser humano hacia la naturaleza.

“Buscaba trabajar el misterio en mis imágenes, recorriendo lugares en donde habían ocurrido desastres naturales, sintiéndome mínima ante la naturaleza, esa era la experiencia.”, explica.

 

campana_de_sensibilizacion.jpg
Exposición de “Sublime Effroi”, de Liz Tasa.

 

Experiencia invaluable

 

Después de finalizar la convocatoria en el Perú, el jurado organizado por especialistas culturales del Centro de la imagen, seleccionan a cinco postulantes y envían sus portafolios a Suiza. De esta manera el comité de selección helvético, escoge a un peruano en base a sus trabajos previos, y su impacto mediático en su localidad. “SMart te selecciona si es que trabajas temas como la migración, la naturaleza, o el cambio climático, y yo tenía los tres”, relata Liz acerca del proceso de selección. Ella en el 2017 realizó "Bajo el río Piura”, un proyecto acerca del fenómeno del niño en esa región, retratando a los pobladores en su lucha contra las inundaciones en condiciones precarias. Asimismo, trató el tema de la migración con “Los descendientes de la esclavitud”, un proyecto acerca de una comunidad afrodescenciente radicada en Piura, viviendo rodeada de pobreza y discriminación. Finalmente, la inquietud social vino de la mano de “Kápar”, un estudio acerca de las esterilizaciones forzadas y la actual situación de estas personas al interior del país.

 

proyectos_fotograficos.png
“Sublime Effroi” de Liz Tasa

 

Además, el jurado de SMart pide la presentación de un tema a desarrollar durante la estadía en Suiza.  “También hay una parte en donde te piden tener claro el tema que vas a hacer allá, pero no necesariamente este seguirá siendo el mismo. La realidad del lugar te absorbe y transforma tu mirada, es una realidad tan ajena y distinta a la que vivimos que es inevitable que la percepción cambie, por eso los temas suelen alterarse una vez que estás allá”, comenta.

Liz Tasa está consciente que la residencia es un reto para cualquier fotógrafo, pero también una gran oportunidad para evolucionar en el medio. “Es un reto hacer un proyecto en solo tres meses, hay bastante presión de por medio. Pero en todo aspecto la experiencia fue muy enriquecedora, por eso mi consejo es que se animen a participar, ya que nunca tenemos el tiempo y los medios suficientes para entregarse a un trabajo”. Ella estará exponiendo su trabajo realizado en Suiza a partir de marzo del 2020.

residencia_artistica.png
“Sublime Effroi” de Liz Tasa

Las postulaciones para la residencia SMart 2020 se encuentran abiertas hasta el 16 de febrero, para más información ingresa acá.

Añadir nuevo comentario