Cianotipia del profesor Francisco Carbajal

Cianotipia del profesor Francisco Carbajal

Jueves 07 de Noviembre 2019

Cianotipia: el resurgimiento de un proceso fotográfico del siglo XIX

Por: Oman Morí

La primera fotógrafa de la historia, la botánica inglesa Anna Atkins, publicó varios libros con imágenes logradas mediante un proceso fotosensible en donde no era necesaria una cámara fotográfica. Ella utilizó la luz del sol y diferentes químicos para impregnar algas y plantas directamente en el papel. Se trata del antiguo procedimiento de la cianotipia, ideado en 1842 por el astrónomo John Herschel. Durante sus inicios fue una técnica utilizada principalmente para copiar planos de arquitectura, actualmente es utilizada para fines artísticos. El Centro de la Imagen, con el fin de capacitar a nuevos fotógrafos con estos procesos históricos, impartirá el curso de cianotipia desde el 16 de noviembre. Entrevistamos al profesor del curso Francisco Carbajal, fotógrafo y especialista en procesos fotográficos antiguos.

 

“Siempre estuve interesado en recrear imágenes tal y como lo hacían los primeros fotógrafos de la historia. Desde que conocí los daguerrotipos, las albúminas, y todas esas fotografías antiguas de los archivos históricos que, incluso después de 175 años, se ven nítidas e intactas. Mi interés se encuentra en la fotografía que se resuelve con químicos y luz dentro del cuarto oscuro”, comenta Francisco. Asimismo, esta técnica nos remite a la etimología de la fotografía, pintar con la luz: “en la cianotipia la imagen nace por el contacto directo con la luz del sol y no se sumerge en ningún químico revelador, es por ello que es considerada una impresión POP (printing-out paper)”.

papeles_con_impresiones_fotograficas.jpg
Cianotipia de Francisco Carbajal

 

El taller de Cianotipia consistirá en tres sesiones de cuatro horas, “en la primera sesión prepararemos la fórmula, la aplicaremos, y expondremos los fotogramas al sol. Para ello llevaremos diferentes objetos que pondremos sobre los papeles, para así bloquear el paso de la luz y generar su huella. Las plantas y flores pequeñas quedan muy bien”, indica Francisco.

 

Durante la segunda sesión se trabajará la exposición, pero con negativos a partir de imágenes digitales, y se aprenderá cómo corregirlos para lograr un mejor cianotipo. Finalmente, en la tercera sesión “será más para experimentar con alternativas de soportes y para corregir negativos que posteriormente serán impresos. Se trata de un workshop experimental, donde el alumno tendrá la posibilidad de acercarse a esta técnica de impresión fotográfica del siglo XIX”, indica el profesor. Debido a que es un proceso sencillo y económico que se puede recrear en casa, “el curso está dirigido a todo público que desee aprender nuevas alternativas estables de impresión final. No obstante, sería ideal que los alumnos tengan conocimientos previos de fotografía analógica, como por ejemplo el papel blanco y negro (plata gelatina), y habilidades básicas de photoshop, para el procesamiento de sus imágenes”.

 

procesos_antiguos_de_impresion_fotografica.jpg
Cianotipia de Francisco Carbajal

Equilibrio en la fotografía digital y analógica

 

El curso sobre cianotipia se empezó a dictar en el Centro de la Imagen en el 2017. Este pertenecía a una carpeta de varios procesos compilados bajo el nombre de “Impresiones históricas del siglo XIX”. No obstante, anteriormente la fotografía digital ocupaba el papel principal en la malla curricular. “Cuando el Centro de la Imagen era el Instituto Gaudí, se enseñaba un curso titulado Fórmulas y Procesos. En el curso, manejado primero por Billy Hare y después  por Luz María Bedoya, se experimentaba y enseñaban técnicas antiguas. Pero en el 2001, cuando ingresé a estudiar en el Centro de la Imagen, la malla curricular estaba más dirigida a la inmediatez de la tecnología digital”.

cianotipio_digital.jpg
Cianotipia de Francisco Carbajal

Esto cambió con la visita de una especialista en conservación fotográfica al Centro de la Imagen, “Hace alrededor de 8 años, llegó al Centro de la Imagen la especialista en conservación Cecilia Delgado. En sus trabajos y en los talleres que dictaba empezó a crear conciencia acerca de la conservación preventiva de nuestras fotografías”, explica Francisco. “Ella nos mostraba papeles con impresiones fotográficas de hace más de un siglo que se conservaban de manera intacta, demostrando que eran procesos sumamente estables en el tiempo”, indica. A raíz de esto, Carbajal considera que es importante que un fotógrafo actual tenga conocimientos sobre estos procesos antiguos, argumentando que la conservación de una imagen siempre es mejor bajo estas técnica. “ Ella también nos mostró cómo las impresiones digitales no mantienen una calidad constante a través de los años, percibiéndose un desvanecimiento en el color al poco tiempo. Es por ello que los coleccionistas y compradores de obras de arte escogen una pieza que ha sido impresa de manera analógica porque saben que, bajo las condiciones adecuadas, puede resistir el paso de los años”, sostiene. Francisco considera que cualquier técnica analógica es una herramienta para imprimir fotografías con una estética única, y una durable calidad, que puede marcar la diferencia en el trabajo de cualquier profesional en fotografía.

 

Poco después, la capacitación que obtuvo Carbajal junto a las docentes y fotógrafas Luciana Merino y Maria José Guerrero, permitió lograr una currícula de cursos orientados a estas técnicas. “Nos fuimos a México al Taller Panóptico de Arturo Talavera, quién nos enseñó a recrear estos procesos bajo la tradición fotográfica en las técnicas de impresión al sol”, sostiene Francisco. "Tuvimos que ir a México ya que acá en Lima no se consiguen los insumos fácilmente y nadie dictaba un curso similar”.

tecnicas_de_impresion_al_sol.jpg
Cianotipia de Luciana Merino

Francisco Carbajal es egresado de la Carrera Profesional de Fotografía del Centro de la Imagen (promoción 2003). En la misma institución, llevó talleres de fotografía documental, antropológica y el curso de conservación de archivos fotográficos. Posteriormente en el 2004, trabajó en el laboratorio de banco y negro como jefe de práctica. Desde el 2007 dicta talleres y enseña cursos tanto en la Carrera Profesional como en el Programa Anual de Fotografía.

 

El curso de Cianotipia se dictará del 16 al 30 de noviembre, los sábados de 9 am. a 1 pm. Para mmás información, ingresa aquí.