“En el Perú no hay una metodología ni una sistematización del pensamiento creativo”

Por: Omán Morí

La creatividad siempre ha estado referida como una habilidad innata, un talento que no se puede aprender y que es privilegio de una escasa minoría. Con el curso “Métodos de creatividad” se pretende demostrar que este concepto puede ser teorizado, esquematizado, y finalmente estimulado en la mente del fotógrafo o de quien busque explorar su habilidad creativa.

Germán Vegas, el profesor del curso, es un artista plástico orientado a la docencia desde hace 25 años. Él considera que es posible volverse creativo en base a una precisa metodología. Lo entrevistamos a propósito del inicio del curso el próximo 20 de mayo.

“La creatividad en el Perú es un tema que siempre se ha manejado de manera intuitiva, eres creativo o simplemente no lo eres”, explica Germán sobre el punto de partida de su curso. “Al negarnos la creatividad como una posibilidad, no solemos darle importancia al desarrollo del pensamiento creativo”, afirma Vegas.

Esto llama la atención ya que existe una amplia gama de centros universitarios y escuelas que requieren que una persona sea creativa. La paradoja -sostiene- “reside en que es muy raro encontrar a una persona que tenga una creatividad sistematizada. Sin embargo, hay muchos lugares que buscan la creatividad en una persona”.

Sobre el objetivo de su curso, Germán Vegas afirma que “es el de crear una especie de metodología de la creatividad, acostumbrar al estudiante a enfocar no solamente los cursos por proyectos, sino la vida misma como un reto creativo, enseñarles a ver las cosas de manera creativa, a encontrar alternativas al horizonte anodino de la rutina, de la cotidianidad”.

“La creatividad es una estrategia de pensamiento”

"Un modo de ver las cosas de manera rutinaria, va a producir soluciones rutinarias, convencionales”. Por el contrario, “un modo no convencional de ver los problemas, va a producir soluciones no convencionales, creativas”. Para Germán, la falta de creatividad es un error en la manera de enfocarse en los problemas. “Este aprendizaje de la creatividad parte de una premisa: yo no estoy viendo las cosas de la manera adecuada. Cuando las veo de la manera adecuada, van a surgir ideas”, comenta.


Libro del psicólogo Edward de Bono y su técnica "Seis sombreros para pensar”. (Editorial Paidós) 

Dentro de las definiciones de creatividad, una de las más interesantes es “la estrategia del pensamiento que se genera al enfrentarse a un problema, y una necesidad de resolver ese problema, y asociar los conocimientos que tenemos de manera diferente a las acostumbradas para generar nuevas ideas”, comenta Vegas. Acerca de las técnicas y métodos que utiliza en las cuatro sesiones que dura el curso, Germán explica que “las técnicas que se utilizan no son muchas, entre ellas está el brainstorming, el Mind Map o mapa mental que es la manera en la que se organiza el pensamiento, técnicas como los seis sombreros para pensar de Edward de Bono, o el método SCAMPER, que se utiliza en algunas agencias publicitarias en EEUU para generar nuevas ideas”.

Estas técnicas, que provienen de estudios psicológicos, poseen una amplia bibliografía que explica detalladamente cómo posicionar al intelecto en un clima proclive a la creatividad. Para Vegas, el libro más importante escrito sobre el tema es “Creativity” del psicólogo croata Mihaly Csíkszentmihályi. En él, “ se exponen 25 años de investigación a personas creativas de distintas áreas del conocimiento y cuáles eran los patrones que se repetían, independientemente si uno se dedicaba a los negocios, las artes, o las ciencias, había un patrón de pensamiento”, indica.


Mihaly Csíkszentmihály, uno de los precursores sobre los estudios acerca de la creatividad. (Foto: TED.COM)

Otro ejemplo es el de la estadounidense Teresa Amabile que “ha trabajado durante años en la escuela de negocios de la Universidad de Harvard, desarrollando metodologías del pensamiento creativo que puedan enriquecer el ingenio y la creatividad de gente dedicada a los negocios”.


Teresa Amabile, investigadora sobre creatividad de la Universidad de Harvard. (Foto: 99U Conference)

“No se producirán ideas creativas si no amas lo que haces”

Según Vegas, es difícil establecer el perfil de una persona creativa, ya que la creatividad abarca muchos campos de conocimiento. “El creativo artístico es diferente al creativo científico, ambos campos son muy demandantes de creatividad”, afirma. Sin embargo existen patrones que sirven como indicador de la creatividad de una persona. “El psicólogo Csíkszentmihályi dice que del cuestionario que él le da a sus entrevistados, que consta de 250 preguntas, todos afirman que les encanta lo que hacen”, a partir de esa pregunta se concluye que “el gusto por la labor, por el área en la que uno trabaja, la pasión que uno tiene de eso, es un factor para la creatividad”.

Por el contrario, “no se producirán ideas creativas si es que no amas lo que haces, si tu actividad es rutinaria. Si es una carga pesada, no serás creativo en ese ámbito”, concluye Vegas.

Otra deducción al momento de identificar a una persona que tiene facilidad creativa tiene que ver con cómo se organiza su pensamiento. “Quien puede alternar entre el pensamiento convergente y divergente, es decir, quién puede pensar de manera muy lógica pero también de manera muy ilógica, muy lúdica, fuera de la caja, utiliza la creatividad de manera más natural”. Por el contrario, “aquellas personas que son más rígidas en sus esquemas de pensamiento, para quien las certezas son muy pragmáticas, sólidas o definidas, les resulta difícil acceder al pensamiento creativo”.

Sin embargo, la clave consiste en poseer estos dos tipos de inteligencia, sin ubicarse en un extremo o en el otro, “la creatividad necesariamente está contenida dentro de estos dos modelos de pensamiento, esta tiene que resolver un problema y ser útil, por lo tanto tiene que ser también convergente”, afirma Vegas.

“Me interesan esas ideas que son subyacentes a las imágenes que solemos ver”

Germán Vegas es un artista plástico que ha orientado su carrera al estudio e investigación de los factores que invitan a que una persona pueda manifestar su creatividad de manera natural. Él enseñó por una década en la Facultad de Arquitectura de la UPC, en un curso de creatividad y liderazgo, posteriormente fue docente en la carrera de artes plásticas del instituto Edith Sachs, pasando también por la facultad de diseño gráfico de la ISIL, para finalmente ser maestro en el Centro de la Imagen desde hace 13 años.

“Me interesan esas ideas que son subyacentes a las imágenes que solemos ver, y a veces el productor no muestra o no trasluce todo aquello que busca transmitir”, afirma Vegas acerca de su orientación como curador artístico. “A veces el productor no tiene idea de lo que está haciendo, él está más embelesado por los resultados y por los procesos que son importantísimos, es ahí donde corresponde a terceros analizar esa área de impacto de su trabajo, es lo que a mí me importa por el momento”, manifiesta el docente.


   Germán Vegas docente del curso Métodos de Creatividad en el Centro de la Imagen. (Foto: Oman Morí)

“La fotografía no solamente es un medio para registrar la realidad sino también para recrearla”

Germán explica que la creatividad en la fotografía es un tema muy amplio. “Hay imágenes que se enfocan en que la creatividad está en el concepto, otras que se enfocan en el proceso, otras en donde la creatividad está en el montaje o en la técnica”.

Acerca de su visión de la creatividad en los proyectos fotográficos actuales, Germán explica que “desde hace un tiempo, por lo menos en el Perú, la fotografía ha encontrado la diversidad que no tenía hace 20 años, ya se han admitido ciertas verdades en torno a la fotografía y se han derrocado otras”, comenta. "La fotografía no solamente es un medio para registrar la realidad sino también para recrearla, y a partir de eso, escuelas como esta precisamente han dado mucho terreno a aquellos fotógrafos que tienen esas inclinaciones”, finaliza Vegas.

Añadir nuevo comentario